Blogia
alternativa

añoranza por los viajes

Ultimamente echo mucho de menos viajar.
Hace tiempo, cuando tenía menos responsabilidades familiares y profesionales, y bastante más tiempo libre que ahora, viajaba con cierta asiduidad. Lo que no tenía entonces era demasiado dinero para gastar, pero eso no era obstáculo para salir a conocer otros lugares y gentes, y para fotografíarlos. Viajar se convirtió en una de mis más queridas aficiones.

Sin embago, la vida tiene etapas, y parece que yo estoy ahora en una fase sedentaria en lo que a viajar se refiere. Así que me dedico a seguir los periplos de otras personas por el mundo, a través de sus crónicas. Y en la Web hay algunos sitios que te permiten, sin salir de tu casa, viajar mentalmente junto a aquellos que sí pueden desplazarse físicamente.

Tanzania, por Mike Pugh De entre estos sitios, mi favorito es Vagabonding, el diario de Mike Pugh, quien está dando la vuelta al mundo desde hace ya más de un año, y que publica en su blog la crónica de las etapas de su viaje, fotos y vídeos tomados por él en los distintos destinos. ¡Fantástico!

También son recomendables Namasté, blog de viajes y culturas de awacate; qué vida de Puerquito, para sonreir con las anécdotas de su autor, y ofertas para viajar, un blog dedicado a dar a conocer ofertas de viajes (vuelos, hoteles, cruceros, estancias, etc.).

Aprovechad las ofertas porque creo que yo, por ahora, seguiré viajando sólo por la Web...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

7 comentarios

Wila -

Tienes toda la razón, Isabel. Si la gente viajara más, abriría su mente a formas distintas de entender el mundo (distintas de la suya propia;-) y seguramente habría menos nacionalismo, como ya decía Baroja...

Isabel -

Yo recomendaría a todo el mundo viajar al extranjero, conocer otras formas de vida, porque como dijo Pío Baroja "el nacionalismo se cura viajando..." y España es un tesoro por cada una de las regiones que la componen.

Wila -

Sí... algunas personas estamos "permanentemente de viaje", y sólo a ratos bajamos de la nube para poner los pies en tierra firme. En realidad, viajar con la imaginación en la forma más barata de hacerlo ¡y sin contratiempos!

Natalia -

Eso de viajar en la realidad esta guay. Pero...y lo de viajar en sueños. Yo lo hago muy amenudo viajo cuando leo, cuando veo películas, cuando me cuentan cosas, cuando veo la tele...

Wila -

Yo también viajé mucho hasta los 23 o 24 años. Luego la vida se lió un poquito... Así que Natalia, aprovecha cuando termines de estudiar para escaparte de viaje. La vida se complica después con el trabajo, la familia, y sobre todo los niños, si alguna vez te animas...
(Parece que hablo como una ancianita, y sólo paso un par de años de la treintena).
Y a ti Juglar, supongo que te ha llegado una fase de descanso, para volver a coger energías viajeras...
Eso, o que realmente viajar no es lo tuyo ;-)

Juglar103 -

Curioso es lo que me ha pasado a mi. Nunca me sentí tentado a viajar mucho (supongo que en otras épocas estaba más preocupado por otros asuntos). Sin embargo, desde hace un par de años me dio por viajar y he estado por unos cuantos sitios de la península.

Lo sorprendente es que ya no es lo mismo. Al final, todos los sitios parecen iguales. Todos me producen la misma sensación: la agrdable sensación de que viajo. Pero nada nuevo.

Quizá, sea que ando raro últimamente. Ya se me pasará.

Natalia -

A mi me pasa un poco lo mismo pero de distinat forma, yo antes viajaba mucho, con dos años viajé por primera vez en avión y con unos pocos más cogí un barco, pero desde que tenía unos 11 años ya no viajo tanto. Ahora tengo 21 años y este año terminarçe la carrera asçi que ya estoy empezando a preparar mentalmente mis siguientes viajes.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres